Farmacia Cangallo
Un tratamiento eficaz
depende del médico
tanto como de la farmacia.

Equipos

Homeodinamizador Hiemus


VIDEO DEMOSTRACIÓN FUNCIONAMIENTO.

PRINCIPALES CARACTERISTICAS

• Pensado, diseñado y fabricado, teniendo en cuenta el valor de la energía cinética mediante la cual Hahnemann dinamizaba sus medicamentos.


• Seleccionado para la realización de las clases prácticas en los Cursos de Post-Grado de distintas Facultades de Argentina, tales como:

Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires; Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia de la Universidad Nacional de Tucumán; Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales, Departamento de Farmacia de la Universidad Nacional de Misiones; Facultad de Ciencias Naturales, Departamento de Farmacia, Universidad de La Patagonia San Juan Bosco y en Uruguay en la Facultad de Química, Universidad de la República Oriental del Uruguay.

• Garantizado en diseño; efectividad por el Instituto Finlay para la elaboración de medicamentos homeopáticos en su planta sita en La Habana, Cuba.


• Por tratarse de un dinamizador totalmente racionalizado y normalizado de acuerdo a las leyes fundamentales de la dinámica, todo medicamento será siempre reproducible, garantizando de esta manera a los médicos homeópatas la seguridad total de la potencia prescripta.

• Colisión frontal de todas las partículas de la dilución en cada rotación (con una velocidad igual al método de la pluralidad de frascos o Hahnemanniano) contra un dique de choque especialmente diseñado con un rechazo adecuado al diámetro de la cubeta y al de las aletas giratorias.

• Entrada del vehículo por la parte inferior de la cubeta dinamizante, asegurando de esta manera que TODAS las partículas realicen las dilución correspondiente y TODAS choquen como mínimo cien veces antes de salir del circuito.

• Discos autocentrantes del eje giratorio, con el inferior oblicuamente perforado cumpliendo la función de bomba aspirante, asegurando de este modo la dinamización total del líquido que fluye por la cubeta durante el proceso.

• Alimentación de la cubeta desde un recipiente incorporado al equipo, que por medio de un dosificador “ad hoc” entrega al circuito el volumen de la misma cada 100 sucusiones, de forma constante, logrando esto mediante el Homeohidrobarizador Hiemus, parte fundamental del Dinamizador diseñada de acuerdo a las leyes de la Hidrostática.

• Permite dinamizar en escala centesimal o decimal, respetando las fórmulas establecidas para cada caso.

Este Homeodinamizador ha sido proyectado, diseñado y patentado por el Ing. J.A. Musmarra, con la colaboración exclusiva de la Farmacia Homeopática Cangallo. S.A. (Pat: n° 252972).

Estudio comparativo

DINAMIZADORES DE FLUXIÓN CONTINUA
CORRECCIÓN DE SUS PUNTOS  CRITICOS MEDIANTE
EL “HOMEODINAMIZADOR”

Presentado Por:
Farmacia Homeopática Cangallo
Buenos  Aires Argentina

En Homeopatía una DINAMIZACIÓN para ser tal, debe cumplir con dos premisas fundamentales

a- Dilución
b- Sucusión

No tendríamos dinamización si alguna de ellas no se cumple o se realiza de forma irregular, ya que estos dos conceptos forman parte de su definición.

Los métodos para preparar dinamizaciones líquidas son:
1- Hahnemanniano o de frascos múltiples
2- Korsakoviano  o de frasco único
3- Mecánicos que pueden ser de Fluxion discontinua o continua.

Una equivalencia o comparación entre los mismos no sería correcta, ya que se trata de procedimientos totalmente diferentes, pero que deben cumplir siempre con los conceptos básicos característicos de una dinamización.
El método Hahnemanniano, ideado por el creador de la Homeopatía, es el elegido por la Farmacopea Homeopática Willmar Schwabe y la Farmacopea Homeopática Alemana (HAB). Es el más utilizado en Europa y el que se considera de mayor exactitud en la obtención de las diferentes potencias. Dado la cantidad de frascos que hay que utilizar y el tiempo que se tarda, solamente se los usa para las bajas dinamizaciones.
El método Korsakoviano es el elegido por la Farmacopea Homeopática de Estados Unidos (HPUS) y la Farmacopea Homeopática Brasilera, no es exacto como el anterior, pero sí es mucho más rápido. Se utiliza generalmente para potencias intermedias.
Los métodos mecánicos, son aquellos que se utilizan con el fin de obtener dinamizaciones altas en tiempos reducidos, eliminando el trabajo manual, característico de los anteriores, que limitaba la continuación del proceso de dinamización hasta cierto punto.
Los más utilizados en Latinoamérica son los de fluxión continua, ya que el rendimiento en tiempo es mucho mejor que los discontinuos. Todos son del tipo korsakoviano, por ser de frasco único.
En Argentina, como en Brasil, se utilizó el TURBODINAMIZADOR DE LOCK, de fluxión continua, durante largo tiempo como único método mecánico de obtención de altas potencias.
Es a partir de esto, que comenzamos a observar con el correr de los años la utilización de potencias cada vez más altas, motivo por el cual nos hizo que nos preguntáramos si realmente esto ocurría debido a la falta de respuesta obtenida por los médicos en potencias menores. En realidad podríamos estar trabajando con un medicamento de potencia alta ficticia (alta en el número de operaciones) que no se corresponde con la definición de dinamización.
Esto se hizo más evidente al estudiar en detalle sus diseños, lo que nos permitió encontrar ciertos puntos críticos que a nuestro entender eran la causa del fenómeno que había motivado  nuestra sospecha. Se realizaron modificaciones sobre dichos puntos, teniendo en cuenta siempre que la obtención de una dinamización debe cumplir los dos conceptos que la caracterizan en su definición.

De esta manera surgió el HOMEODINAMIZADOR HIEMUS, de fluxión continua, en base a ciertas características fundamentales que se implementaron en el diseño y que lo diferencian del Turbodinamizador de Lock.

Las más importantes son:

1) CALCULO DE LA VELOCIDAD DE HAHNEMANN:
En forma experimental, se determinó la velocidad en el instante anterior al impacto, de las partículas líquidas en cada sucusión por el método Hahnemanniano, a ésta la llamaremos de ahora en más VH.
Por lo tanto es sumamente importante en el diseño de un dinamizador reproducir esa Vh como mínimo, para cumplir con el efecto logrado por Hahnemann, ya que la misma está relacionada con la energización del proceso (la energía cinética es dependiente del cuadrado de la velocidad).

¿Cómo se logra esto en el Hiemus?
De acuerdo a las rpm del motor que acciona el eje giratorio se dimensionó el diámetro de la cubeta y de las aletas, para que todas las partículas tomen velocidad tangencial siempre mayor a la VH (por simple cálculo matemático).

2) IMPACTO DE LAS PARTÍCULAS

No solamente debemos tener una velocidad mínima igual a VH sino además debe existir un choque que haga que las partículas adquieran inmediatamente velocidad igual a cero, tal como ocurre en el método Hahnemanniano al golpear el frasco sobre una superficie resistente y elástica a la vez.
En el Turbodinamizador de Lock, con la existencia de espaciadas rugosidades en la cubeta, logramos que solo algunas partículas desvíen ligeramente sus trayectorias, sin producir choques frontales, no llegando a velocidades iguales a cero. El efecto logrado es una agitación que provoca cierta turbulencia en el seno del líquido

¿Qué ocurre en el Hiumus?
Se implementó una canaleta longitudinal o dique de choque para que TODAS las partículas en cada rotación pasen de VH a V= cero por el impacto a 90 grados contra la misma.

3) ALIMENTACIÓN DE LA CUBETA

En el aparato de Lock la entrada del líquido es por la parte superior de la ampolla dinamizante, de este modo por la fuerza centrífuga, el fluido que ingresa, en su mayor parte será expulsado sin haber podido completar la dilución correcta del líquido de la cubeta.

¿Qué se  cambió en el Homeodinamizador?
La alimentación es por  la parte inferior, así nos aseguramos que TODAS las partículas entrantes realicen la dilución correspondiente y TODAS choquen con V= VH pasando a V= cero.
La cubeta tiene una capacidad de 5 ml con el orificio de drenaje calculado con el líquido en movimiento.
En este aparato fijamos 100 sucusiones como mínimo, por cada pasaje a otra potencia superior o cada 5 ml de fluido circulante (de acuerdo a lo estipulado por HAHNEMANN en la sexta edición del ORGANON).

Luego de esta breve descripción, podemos notar que los puntos que modificamos son aquellos más importantes y característicos de una dinamización (dilución y sucusión).
1- Velocidad de choque: relacionada con la energía del proceso (El medicamento Homeopático actúa por energía y no por  materia).
2- Impacto de las particulas: de la misma forma que se produce en la sucusión por el método Hahnemanniano (a 90 grados).
Los puntos 1 y 2 están relacionados con la sucusión.
3- Alimentación de la cubeta: nos aseguramos una correcta dilución de las partículas y que todas reciban sus correspondientes sucusiones.
Punto 3- Relacionado con la dilución y la sucusión.

Luego de realizar los cambios y construir nuestro prototipo de dinamizador, que fue presentado en el Primer Congreso Latinoamericano de Homeopatía (1993), quedaba la última parte de la experiencia que era la obtención de resultados clínicos que demostraban en forma práctica la confirmación de nuestra hipótesis.
Los mismos fueron tal cual los habíamos planteado, se obtuvieron respuestas con potencias mucho más bajas que las que se esperaría con un medicamento obtenido por el Turbodinamizador de Lock (Los resultados se obtuvieron no solamente en la Argentina, sino también en otros países que presentaron su colaboración como lugar de ensayo e investigación). La búsqueda de una tabla de equivalencia de potencias entre uno y otro método es imposible, debido a las grandes diferencias de diseño entre uno y otro.
Como conclusión final, agradecemos a todas las personas y entidades que participaron, que permitieron la obtención de un medicamento homeopático en altas potencias que cumple con los requisitos esenciales de una dinaminazión de acuerdo al concepto Hahnemanniano, permitiendo además la reproducibilidad exacta de la potencia deseada.